Vértigo. Cómo la osteopatía consigue reducir los síntomas de la enfermedad.

Vértigo. Cómo la osteopatía consigue reducir los síntomas de la enfermedad.

 

vertigo-fisioterapia-osteopatia-gijon-salud-tratamientoSi en ocasiones tienes la sensación de perder el equilibrio o de que todo te da vueltas, probablemente es que sufres de vértigo. En este artículo te enseñaremos cómo la osteopatía consigue eliminar la enfermedad.

Aunque también puede producir mareos, la sensación es bien distinta. En este caso lo que sienten las personas que sufren este problema es como un balanceo o movimiento de carácter rotatorio. A veces puede notarse como un desplazamiento del suelo o de precipitación en el vacío.

Junto con esta sensación de falta de estabilidad o equilibrio, en el que las cosas dan vueltas a nuestro alrededor, nos suele acompañar cierto malestar en los oídos en forma de zumbidos, pérdida de audición, presión o dolor. Esto es debido a que el vértigo viene provocado por una alteración del sistema vestibular, es decir, de la zona del oído donde reside el equilibrio.

Es bastante frecuente que el vértigo venga acompañado de náuseas, vómitos y sudoración. Si no lo tratamos, con el paso del tiempo puede producir un deterioro de la audición.

Hemos hablado de los principales síntomas de esta dolencia y ahora pasamos a enumerar sus causas. Éstas pueden ser de varios tipos: traumáticas, infecciosas, tóxicas,…Normalmente, en los pacientes que suelen acudir a nuestra clínica de Gijón,  el origen suele ser de tipo tensional. Lo primero que suelen hacer es ir al médico y éste, después de diversos exámenes con el otorrino o el neurólogo, terminan recetando pastillas o antinflamatorios. Lo único que conseguiremos es reducir los síntomas pero el problema que lo origina seguirá ahí. Si es producto de la tensión lo que debemos hacer es relajar el cuerpo de forma manual, sin pastillas.

Los osteópatas sabemos que los huesos del cráneo se mueven, aunque muy poco y deben poder hacerlo porque si no aparecerá la enfermedad. El oído medio se encuentra dentro del hueso temporal, uno de los huesos del cráneo. Cuando este se encuentra bloqueado y no se puede mover, se acumula líquido que el organismo no puede drenar. La experiencia adquirida en nuestro centro de osteopatía y fisioterapia nos dice que la mayoría de las veces la causa de este bloqueo no se encuentra en la estructura en sí, sino en la columna cervical. Debemos saber que la sangre de las arterias que pasan por entre las vértebras cervicales llega hasta el oído medio. Cuando estas vértebras no se pueden mover correctamente la circulación sanguínea se altera produciéndose una falta de irrigación y oxigenación en el oído medio y el cerebro.

La forma de actuar de un buen osteópata es siempre realizar un diagnóstico previo en el que mediante la observación y la palpación podremos detectar las estructuras que sufren bloqueos. A través de un tratamiento adecuado a cada paciente estimulamos los mecanismos internos para restaurar el equilibrio y la función. Con suaves maniobras actuamos sobre la estructura afectada buscando restituir la irrigación.

Una vez corregida la disfunción, el organismo desarrolla la autocuración, consiguiendo que los vértigos desaparezcan completamente. Por lo tanto, la osteopatía en este caso, nos ofrece la mejor curación posible, ya que al actuar sobre las causas del problema no sólo elimina sus síntomas, sino que puede ayudarlo a desaparecer.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*