Biomecánica en el ciclismo

El fin que se persigue con un estudio biomecánico o análisis biomecánico en el ciclismo es optimizar el rendimiento durante el entrenamiento ciclista. La mejora del rendimiento se producirá incidiendo sobre tres aspectos:

  • Mejorar la eficiencia del entrenamiento ciclista
  • Mejorar la ergonomía del ciclista encima de una bicicleta
  • Evitar lesiones deportivasbiomecánica

Siendo más eficiente, un ciclista será capaz de producir más potencia con un menor gasto de energía. Además de optimizar la eficiencia, para alcanzar el máximo rendimiento, es fundamental que el ciclista se encuentre cómodo sobre la bicicleta, evitando cualquier tipo de molestia o dolor que interfiera en el propio gesto del pedaleo durante su entrenamiento o carrera.

Optimizar la posición sobre la bicicleta a través de un estudio biomecánico es la forma más sencilla de mejorar el rendimiento del ciclista, cualquier pequeño cambio en la posición, se repetirá durante las miles de pedaladas que se van a realizar en un entrenamiento o carrera, algo que está directamente relacionado con la consecución de los objetivos de cada ciclista. Las mejoras que se pueden conseguir con un buen análisis biomecánico pueden ser similares a las de varias semanas de entrenamiento.

En Clínica Nespral disponemos del material y los conocimientos necesarios para desarrollar un estudio biomecánico personalizado, nuestra experiencia ha sido contrastada ya por muchos deportistas que confían en nuestra unidad y área deportiva vinculada a la salud para mejorar su rendimiento ciclista.

Estudio biomecánico ciclista

En el área deportiva de Clínica Nespral desarrollamos un estudio biomecánico ciclista personalizado siguiendo estos sencillos pasos:

  1. Valoración inicial

Realizamos una breve encuesta con sencillas preguntas que ayudarán al ciclista a identificar sus molestias y lesiones producidas por la mala ejecución en el entrenamiento ciclista determinando así el origen de las mismas.

  1. Estudio antropométrico

Llevamos a cabo, en una camilla adaptada, un estudio de la capacidad motora del ciclista, posibles dismetrías y/o rotaciones de su cadera.

  1. Ajuste en función del tipo de bicicleta y modalidad (carretera, montaña, triatlón….)

No todos los estudios biomecánicos ciclistas son iguales, nos adaptamos al tipo de bicicleta que cada deportista usa según su disciplina (carretera, montaña o triatlón).

  1. Corrección de la posición de la bicicleta

Centramos toda nuestra atención en el ajuste gravitacional del ciclista (baricentro) y en como tiene adaptado el sillín y el manillar para conseguir la mejor posición según la talla y medidas de cada ciclista.

  1. Corrección de la posición de las calas

Es importante controlar el ajuste de la interfaz zapatilla-cala, la customización de las zapatillas con corrección de valgo y varo, dismetrías y ajuste de calas.

  1. Observación del pedaleo

Analizamos y realizamos un estudio de la posición ya modificada hasta encontrar la situación perfecta e ideal del ciclista encima de su bici.

  1. Informe completo

Es importante medir y explicar bien los cambios que se aplican a cada ciclista, por eso se presentan este tipo de informes, para llevar a término los cambios propuestos desde el área deportiva de nuestra clínica.

  1. Seguimiento post-estudio.

El estudio consta de una sesión de 75′ aproximadamente, y después, como todo proceso de cambio, se realiza un seguimiento en el que  ayudaremos a entender las nuevas sensaciones que percibirá el ciclista. Las sensaciones iniciales estarán relacionadas con músculos que se cargan porque hasta entonces no se habían trabajado, sensaciones extrañas en las zapatillas, adaptación a un pedaleo más redondo, más eficaz, y en caso de que sea necesario, hacer las correcciones oportunas hasta conseguir un hábito saludable que evite lesiones a corto/medio plazo.