SOLUCIONES PARA LA HIPERLORDOSIS LUMBAR

SOLUCIONES PARA LA HIPERLORDOSIS LUMBAR
dolor-espalda

A menudo, en nuestro centro especializado de fisioterapia y osteopatía de Gijón, nos encontramos con casos reales de personas con una de las alteraciones más frecuentes de las curvas naturales de la columna vertebral, que es la hiperlordosis lumbar.

Hablar de esta patología nos parece importante ya que son muchas las personas que padecen de este tipo de problemas en la columna vertebral y afecta tanto a hombres como a mujeres y niños. A continuación, os daremos a conocer las causas y síntomas de la hiperlordosis lumbar y de cómo se puede corregir mediante la fisioterapia y la osteopatía.

Continúa leyendo y al final de este blog te ofrecemos un cupón gratis para que conozcas nuestras clases de pilates y sus beneficios con respecto a los problemas de espalda.

pilates-espalda

Causas de la hiperlordosis lumbar

Debemos saber que la columna no es totalmente recta, sino que tiene una serie de curvaturas, cuando la curva de la zona lumbar se acentúa, es decir, aumenta, hablamos entonces de hiperlordosis lumbar.

Sus causas pueden ser diversas. Una malformación congénita o un deficitario sistema muscular en la espalda por la falta de ejercitación de los músculos de la zona lumbar o el abdomen pueden provocarlo, pero sobre todo, por la experiencia que tenemos en nuestro centro de fisioterapia y osteopatía en Gijón, el origen suele encontrarse en una mala postura recurrente. Malas posturas que adoptamos tanto al caminar como al sentarnos. Por ejemplo, el uso de zapatos de tacón alto modifican los puntos de apoyo naturales del cuerpo, provocando que el peso corporal se desplace hacia delante, favoreciendo la hiperlordosis.

También, las mujeres embarazadas pueden sufrir la hiperlordosis como consecuencia del aumento del peso y volumen del feto dentro de su vientre, que provoca un desplazamiento del centro de gravedad de su cuerpo hacia delante, lo mismo ocurre con las personas obesas.

Síntomas de la hiperlordosis lumbar

Antiguamente se creía que los síntomas de la hiperlordosis lumbar eran fuertes dolores de espalda Hoy se sabe que no es así, simplemente se aprecian desde el punto de vista estético con una zona lumbar más curvada de lo normal. De todas formas,  una hiperlordosis sin tratar puede ser el origen de dolores de espalda y contracturas musculares, así como de pinzamientos nerviosos o incluso, hernias discales.

Tratamiento de la hiperlordosis lumbar

Como siempre recomendamos en nuestra clínica de fisioterapia de Gijón, antes de aplicar un tratamiento, debemos conocer bien dónde está la causa que provoca ese desequilibrio en nuestro cuerpo. Un tratamiento osteopático adecuado buscará corregir ese desequilibrio.

En principio la hiperlordosis no es una enfermedad fija como pueda ser la esclerosis, pero es realmente importante comenzar el tratamiento cuanto antes, porque con el paso de los años las curvaturas de la columna  se van estructurando y resulta cada vez más difícil su corrección.

Mediante la fisioterapia y la osteopatía buscamos fortalecer los músculos de la zona abdominal y lumbar. A través del masaje terapéutico descontracturamos los músculos paravertebrales y lumbares afectados por la curvatura lumbar aumentada. Pasamos luego a trabajar los músculos retroversores de la pelvis con el objetivo de fortalecerlos, mediante ejercicios de estiramientos. Sobre todo es importante trabajar sobre el psoas, a través de ejercicios de flexibilizacion, ya que una prolongada contractura de este músculo mantiene a la columna lumbar en hiperlordosis.hiperlordosis

Este tratamiento osteopático se puede acompañar de otras técnicas como el pilates, que mediante una serie ejercicios específicos para mejorar la hiperlordosis lumbar, consiguen dar estabilidad a la columna en flexión.

En nuestra clínica de fisioterapia y osteopatía de Gijón ofrecemos la posibilidad de realizar clases de pilates para nuestros pacientes. Pincha aquí y consigue dos clases gratis!!!!

Instructora certificada por Stott Pilates.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*