Fisioterapia y Deporte (I): Lesiones en el fútbol.

Fisioterapia y Deporte (I): Lesiones en el fútbol.

lesiones-futbol-deportes-fisioterapia-osteopatia-gijonHoy comenzamos una serie de artículos en los que hablaremos de la relación entre la fisioterapia y el deporte, de los beneficios que ésta aporta a los deportistas o de cómo prevenir molestas lesiones cuando lo practicamos. En esta primera entrega, aprovechando el inicio de la temporada balompédica, trataremos sobre las lesiones en el fútbol.

El fútbol se ha convertido en el deporte rey en nuestra sociedad. Su práctica requiere que el deportista exprima al máximo sus cualidades físicas, como la velocidad, reflejos, flexibilidad o la potencia. Pero, además, debe ser capaz de ofrecer un buen rendimiento durante toda la temporada.

Para ello debe haber detrás una persona capaz de optimizar ese rendimiento. Esa persona es el fisioterapeuta y su trabajo consiste en planificar y ejecutar las estrategias terapéuticas con el fin de que el deportista optimice, tanto los resultados como el tiempo empleado.
En la práctica de este deporte nos encontramos mucha veces con futbolistas que llevan unos cuantos meses sin jugar y en el primer partido intentan darlo todo. Esto no es bueno, ya que el cuerpo después de tanto tiempo parado, no está acostumbrado, no ha calentado lo suficiente y en ese estado, es propenso a todo tipo de lesiones.

Como en todo deporte, las partes del cuerpo que más sufren son aquellas que más se utilizan a la hora de practicarlo. En el caso del fútbol, las que reciben un mayor estrés son aquellas situadas en la parte inferior del cuerpo, como los tobillos, rodillas, gemelos, incluso la zona lumbar. En un plano más general podemos decir que se ven afectados ligamentos, articulaciones y tendones.

La recomendación que hacemos los profesionales que trabajamos en el centro de fisioterapia y osteopatía en Gijón, es que los futbolistas jueguen siempre que estén en óptimas condiciones. Para ello debemos tratar y trabajar las zonas que más sufren a la hora de practicar este deporte. Nuestro consejo es que debemos presentarnos en el campo siempre con nuestra mejor versión.

Al hablar de las lesiones más frecuentes en el fútbol debemos hacer referencia a la lesión muscular. Debido a  la gran cantidad de partidos que se juegan, el músculo sufre de estrés y se produce un exceso de sudoración. En ésta se genera una pérdida de minerales como sodio, potasio, magnesio, además de la pérdida de agua, por lo que el cuerpo se va deshidratando. Si no nos rehidratamos lo suficiente o seguimos una buena alimentación, el músculo se resiente y termina lesionándose.

Otro factor que influye es el ambiente, la temperatura que haya a la hora de jugar. Si aumenta el frío hay un menor aporte sanguíneo al músculo, que se contrae, aumentando el riesgo de lesión.

También es muy importante la superficie sobre la que se va a jugar. En este caso, los tendones son los que más sufren, ya que son los que se deben adaptar a la dureza del terreno. No es lo mismo jugar en cemento, en arena o en un campo de hierba, ya que la amortiguación no es la misma. Por eso, es vital llevar un calzado adecuado a cada tipo de terreno porque si no, terminan produciéndose sobrecargas que traen consigo la inflamación de los tendones.

Otras lesiones bastante comunes en este deporte son la rotura de fibras y las elongaciones. Éstas aparecen cuando se realiza un sobrestiramiento, generalmente, cuando intentamos llegar a un balón y estiramos más de la cuenta. Normalmente se produce en los isquiotibiales, en la parte posterior de la pierna o en los abductores.

Como hemos comentado anteriormente, para jugar un partido debemos llegar en las mejores condiciones posibles. Para ello debemos realizar un buen entrenamiento, una nutrición correcta a manos de un profesional y además, debido al estrés al que vamos a someter a nuestro cuerpo, recibir una buena suplementación con aporte de vitamina c y minerales.

Si eres futbolista o practicas asiduamente este deporte, te aconsejamos que acudas a nuestra clínica. Lo primero que haremos es hacerte un análisis nutricional y de hábitos de vida, que nos indicará qué es lo que tienes que cambiar, qué te va mal y por qué te lesionas. Luego pasaremos a realizar una revisión postural y otra biomecánica, en las que el fisioterapeuta, a través de determinadas  técnicas, examina y trata músculos, ligamentos y articulaciones intentando recuperar movilidad, fluidez, mejorando el equilibrio y rendimiento en el terreno de juego.

Ahora, en la Clínica Nespral, te ofrecemos un paquete perfecto que incluye un análisis nutricional y de hábitos de vida, un análisis postural y un tratamiento. Si eres futbolísta sólo tienes que llamarnos y pedir cita.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*