Esguince de Pie: rápida recuperación mediante la osteopatía

Esguince de Pie: rápida recuperación mediante la osteopatía

 

esguince-de-pie-fisioterapia-osteopatia-gijon-salud-tratamiento-causas-sintomasUna de las lesiones más frecuentes que nos encontramos en la clínica de fisioterapia y ostepatía de Gijón, es el esguince de pie. Suele afectar a personas deportistas o que desempeñan trabajos en los que someten el pie a torceduras y movimientos o giros anormales.

El esguince en sí no es más que una lesión traumática de la articulación del tobillo y es la responsable de la distensión o desgarro de los ligamentos. La función de estos ligamentos es conectar los huesos entre sí dentro de una articulación, es decir, hacen de sostén para que los huesos sigan en su lugar. La gravedad del esguince se define por la cantidad de fibras que se rompen.. Así tendremos esguince de grado 1, si la lesión es leve con roturas o estiramientos microscópicos del ligamento, de grado 2, cuando el estiramiento es más grave, pudiendo producirse roturas parciales, y de grado 3 cuando la rotura ya es completa y el pie ya no puede soportar el peso de nuestro cuerpo. En nuestro centro de osteopatía solemos tratar  esguinces de grado 1 y 2 sin problema, pero el 3, debido a su gravedad,  requiere de tratamiento quirúrgico.

La aparición de un dolor intenso en la zona del pie, que puede incluso llegar hasta la zona del gemelo, junto con la dificultad para mover el tobillo y la inflamación o edema en la zona, son los síntomas más comunes. Normalmente éstos aparecen rápidamente después de haber sufrido el traumatismo que ha provocado el esguince.

Un esguince de pie se puede dar en múltiples situaciones o condiciones. Como principales causas nos encontramos con la práctica deportiva, caminar sobre un suelo irregular, resbalones, uso de tacones altos en las mujeres o perder el paso en la escalera. Ciertos desniveles como agujeros en las calles o aceras facilitan la aparición de esta lesión.

En la mayoría de los casos, los esguinces son lesiones fáciles de tratar. Es una de las patologías en las que se obtienen mejores resultados. Durante las primeras 24 horas es aconsejable poner hielo sobre la zona y estar en reposo con el pie en alto. En caso de inflamación vendaríamos la zona con un vendaje elástico.

Una vez pasadas estas primeras 24h ya se puede empezar a tratar. En primer lugar revisamos la articulación del pie que es la que ha tenido el traumatismo y vemos, de todos los huesos, cuál es el que no está en su sitio y no ha cumplido su función. Mediante la osteopatía, a través de las manos, tratamos de colocar los huesos de la articulación. Con una serie de pequeñas manipulaciones rápidas y bruscas provocamos que el hueso se desplace y vuelva a su posición natural. Si la estructura está rota o muy afectada, nos encontraríamos con esguinces de grado 3 y ya no podríamos hacer nada. La única solución, en este caso, sería pasar por el quirófano.

Los resultados suelen ser bastante rápidos. A partir de la segunda sesión, que es cuando se comienza a recolocar el hueso, el paciente empieza a notar un gran alivio al apoyar. Se puede trabajar también en piscina, para que el peso del paciente sea menor y vaya cogiendo más confianza a la hora de apoyar el pie.

Esta lesión puede afectar también a otras partes del cuerpo. En nuestra clínica de Gijón, lo primero que hacemos es estudiar el pie y luego vamos subiendo por la pierna para ver si ha habido otras estructuras dañadas. Suele ser frecuente revisar el peroné y la cadera, así como la zona lumbar ya que el cuerpo, de forma natural, se compensa para que el daño en el tobillo sea menor.

Una vez realizado el tratamiento comienza un periodo de recuperación llamado propiocepción, que consiste en reeducar los ligamentos para que vuelvan a ser como antes. Esto nos va a permitir volver a realizar una vida normal. Debemos tener en cuenta que no es lo mismo un esguince en una persona joven que en otra de cierta edad. En las personas más mayores el ligamento está menos hidratado y presenta más toxicidad, por lo que el proceso de recuperación se alarga algo más.

 

2 Comentarios

  1. Nicolas 3 semanas hace

    Disculpe ya llevo 3 meses que me duele el tobillo me lastime realizando deporte me quema un poco y me duele es grave como podría curarme lo mas rápido posible…

    • Autor
      Clínica Nespral 3 semanas hace

      Muy buenas Nicolás, en primer lugar nos toca dar una ligera llamada de atención a tu actuación. Es importante que nada más se produzca un golpe o una persona sienta que se ha hecho daño haciendo deporte en alguna zona como es en este caso el tobillo, acudas dentro de las primeras 24-48 horas a un especialista traumatólogo o una clínica de fisioterapia y osteopatía donde puedan realizar un primer diagnóstico, de cara a la recuperación, estas primeras horas pueden ser fundamentales. En tu caso, si llevas ya tres meses con dolor, lo recomendable es que te hagas una ecografía del pie para saber que tipo de lesión existe, si existe distensión, engrosamiento o alguna pequeña micro rotura. Una vez hecho esto, y si la ecografía da un buen resultado, puedes ponerte en manos de un buen fisioterapeuta osteópata que te evalúe correctamente la movilidad de cada articulación del tobillo, así como las posibles adaptaciones en el resto del cuerpo (rodilla ,cadera, pelvis y columna), lo mas probable es que al llevar tiempo con esta lesión de tobillo, existan desajustes que una vez corregidos mejoren tus apoyos. Y por ultimo, pero la fase mas importante, ojo con la readaptación deportiva, en esta fase debes priorizar ejercicios de fortalecimiento y propiocepción hasta tener el pie preparado para nuevas situaciones de stress. Esperamos haberte ayudado, si es así, te agradecemos compartas la entrada del blog con tus amigos, quizás más de un amigo tuyo se encuentra en una situación parecido y no sabe como actuar. Gracias por todo, recibe un cordial saludo.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*