Beneficios de la combinación del tratamiento osteopático y los medicamentos homeopáticos

Beneficios de la combinación del tratamiento osteopático y los medicamentos homeopáticos

 

homeopatia-osteopatia-fisioterapia-gijon-salud-medicina-natural-embarazo-partoYa hemos hablado en este espacio ampliamente sobre los beneficios que la osteopatía produce en nuestro cuerpo. Sabemos que, a través de diversas terapias manuales que actúan sobre huesos, tejidos y músculos, se busca reestructurar el equilibrio del organismo. La homeopatía puede completar al tratamiento osteopático ayudando con una serie de medicamentos a conseguir los objetivos que se persiguen de forma más rápida y eficaz.

Debemos saber que en España un 15,3% de la población utiliza la homeopatía y más de 6.000 médicos prescibren habitual u ocasionalmente medicamentos homeopáticos.

Pero realmente, ¿en qué consiste la homeopatía?

Podemos decir que es un método terapéutico mediante el cual se suministra al paciente pequeñas dosis de una sustancia que, si estuviera sana, en grandes cantidades provocaría síntomas reaccionales, pero que en este caso, debidamente dosificada, ayuda a combatir la enfermedad. Las principales ventajas de los medicamentos homeopáticos es que son realmente eficaces, compatibles con otros medicamentos y se pueden usar con otros tratamientos como fisioterapia, osteopatía, acupuntura, etc. Son tratamientos personalizados, en el sentido de que no sólo se considera la enfermedad, sino al enfermo en su totalidad.

Estos medicamentos son muy bien tolerados, por lo que en nuestro centro de fisioterapia y osteopatía de Gijón solemos recomendarlos cuando tratamos a mujeres embarazadas o en periodo de lactancia y también cuando nuestros pacientes son niños, ancianos y demás personas de riesgo. En las embarazadas el tratamiento homeopático es una alternativa segura que no tiene ningún tipo de efecto nocivo ni tóxico para la madre ni para el feto. Durante el embarazo, estos medicamentos nos pueden ayudar a combatir las náuseas, vómitos, ardores y demás problemas digestivos, problemas urinarios como la cistitis, problemas circulatorios, dolores lumbares y articulares, y trastornos psíquicos como la depresión o el cansancio intenso.

Pero no sólo son recomendables durante el embarazo, también son buenos en la preparación al parto para facilitar la dilatación del útero y aliviando los dolores, en el postparto evitando cualquier riesgo de infección, atenuando los dolores o disminuyendo la fatiga, y durante la lactancia.

En los bebés se puede tratar un gran número de patologías utilizando estos medicamentos como los cólicos del lactante, las alteraciones digestivas, del comportamiento o del sueño.

Por otro lado, debido a la amplia experiencia que tenemos en nuestra clínica en el tratamiento de lesiones deportivas, podemos decir que los medicamentos homeopáticos nos ayudan a la rápida recuperación del paciente y sus efectos secundarios son realmente muy escasos.

En algunos países como la India, las autoridades han incluído la homeopatía dentro de los planes hospitalarios para combatir enfermedades como el asma, la diarrea o la anemia entre otras, con resultados eficientes. Curiosamente otro tipo de medicina alternativa que se utiliza mucho allí es la osteopatía.

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*